Hoy os proponemos preparar pan, unos panecillos de aceitunas riquísimos y muy fáciles de hacer en casa. Las aceitunas que hemos utilizado son unas aceitunas  de la Ibérica, una empresa familiar de Bailén que vende sus productos, aceitunas y encurtidos, a toda España y que cuentan con la marca Degusta Jaén Calidad.

La Ibérica comercializa las aceitunas de los olivos de su finca “La Extremeña”, unos árboles que han sido pacientemente adaptados e injertados durante años para poder obtener variedades como Corniche Real, Granadina, Gordal y Pico limón. La Familia Montes dirige y controla todos los pasos, desde el cultivo y recolección hasta su comercialización ya que la empresa es productora, envasadora y comercializadora. De esta forma garantizan que la aceituna que ponen en el mercado sea perfecta tanto para la mesa como para la más alta gastronomía española, un producto de altísima calidad.

No sólo tienen aceitunas si no que cuentan con una variedad de 17 encurtidos, muy apreciados.

Pan de aceitunas La Ibérica

Panecillos de aceitunas La Ibérica

Las aceitunas de la Ibérica que hemos utilizado para preparar estos Panecillos de aceitunas, son unas aceitunas negras rajadas de la variedad pico limón, aderezadas con un aliño tradicional, son muy jugosas y carnosas, ideales para tomar en cualquier momento

Ingredientes

  •  600 gr de harina panificable
  • 300 ml de agua
  • 7 gr de levadura fresca
  • 8 gr de sal
  • 150 gr de aceitunas La Ibérica
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Escamas de sal

Panecillos de aceitunas; pasos a seguir.

Pan de aceitunas pasos

En un recipiente mezclamos la harina, la sal y añadimos la levadura que hemos diluido en el agua, amasamos bien. Puede ser con las manos o si tenéis amasadora mucho mejor. Incorporamos las aceitunas que hemos deshuesado y picado, mezclamos de nuevo. En un cuenco amplio ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y engrasamos bien toda la superficie, ponemos la masa y tapamos con un paño humedecido. En esta ocasión he hecho una fermentación larga, en frío, así que lo he dejado toda la noche en el frigorífico.

Al día siguiente, la masa ya fermentada, la sacamos del recipiente y ponemos sobre la encimera, ligeramente enharinada, amasamos un poco con las manos y cortamos porciones de unos 80 gramos. Boleamos bien cada porción y ponemos en una bandeja de horno y tapamos con un paño. Otra opción es ponerlos en un molde, hoy he preparado las dos opciones para que podáis elegir, el molde debe estar engrasado. Tapamos con un paño y dejamos que fermente la masa, para que doble su volumen, para ello la dejamos en un sitio cálido y alejado de corrientes.

Una vez que los panecillos han fermentado, tenemos dos opciones, pincelamos la superficie con aceite de oliva virgen extra y ponemos unas escamas de sal, o los horneamos directamente. Horno precalentado, a 220 º C, calor arriba y abajo, unos 18 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. Si no habéis pincelado los panecillos antes de hornear, podéis hacerlo ahora, justo al sacarlos del horno.

¿A qué os apetecen estos panecillos de aceitunas La Ibérica? Pues manos a la masa…

Pan aceitunas La Ibérica Degusta Jaén