La receta de esta semana, Croquetas de queso de cabra, se convertirán en vuestras favoritas, crujientes por fuera, cremosas por dentro…¡están buenísimas!. Para elaborarla utilizaremos un queso curado de cabra de Sierra Sur que se comercializa bajo la denominación  “Del Premio”, nombre que hace alusión a los muchos premios que ha recibido, por supuesto cuenta con el distintivo Degusta Jaén Calidad etiqueta negra.

Queso de cabra El Premio

Quesos Sierra Sur, es una empresa familiar, ubicada en la aldea Ermita Nueva de Alcalá la Real. Familia de gran tradición en la cría de cabrito para la producción de leche de cabra, se iniciaron en la aventura de transformar esa leche para elaborar y comercializar productos de calidad con quesos en diferentes formatos y grados de curación, así como yogur o requesón. La leche procede de cabras que pastan al aire libre, a las que se le sirve poco pienso artificial.

Este queso de cabra “del premio”,  viene envuelto en papel gofrado verde con el nombre del queso y de la marca impreso, tiene una textura cremosa y suave, con un sabor muy característico y un retrogusto algo picante ¡tenéis que probarlo!, está buebnísimo.

Además vamos a mejorar aún más estas croquetas de queso de cabra acompañándolas de una mermelada ecológica de zarzamora. Una mermelada de Bioandalus, una empresa dedicada a la agricultura ecológica en la localidad de Siles, en el corazón del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas. Una mermelada, elaborada con productos cien por cien naturales, en este caso, moras, azúcar de caña, ácido cítrico y pectina de manzana.

Mermelada de zarzamora BioAndalus

Por cierto, si tenéis peques en casa, os aseguro que no van a dejar ni una de estas Croquetas de queso de cabra con mermelada de zarzamora. 

Croquetas de queso de cabra y mermelada de zarzamora

Ingredientes

Elaboración

Croquetas de queso Sierra Sur pasos

Ponemos el aceite de oliva virgen extra en la sartén y añadimos la harina y cocinamos, incorporamos  la leche poco a poco,  mezclando con unas varillas para evitar que salgan grumos, añadimos el queso rallado, una pizca de sal y de pimienta, continuamos mezclando hasta obtener una masa lisa. Apartamos del fuego y dejamos que se enfríe.

Vamos cogiendo porciones de masa a la que de le damos forma de croqueta y pasamos por pan rallado, huevo batido y de nuevo por pan rallado. Freímos en abundante aceite de oliva virgen extra de Jaén y de la variedad picual, la mejor para freír. Una vez que estén doradas las sacamos del aceite, dejamos sobre un papel de cocina para que absorba el exceso de grasa y servimos calientes, acompañadas de la mermelada.

¿Os animáis a preparar en casa, este fin de semana, estas deliciosas Croquetas de queso de cabra con mermelada de zarzamora?

Croquetas de queso Degusta Jaén